EL ROSARIO EN EL ARTE

El mes de Octubre es el mes por excelencia del Rosario. Para muchas personas el rezo del Rosario se les hace algo aburrido y tedioso, sin embargo todos los Papas a lo largo de la historia han insistido en su recomendada oración y contemplación. De echo San Juan Pablo II escribió una Carta Apostólica sobre el Santo Rosario (“Rosarium Virginis Mariae, Octubre 2002).

Según la tradición, la Virgen María enseñó a rezar el Rosario a Santo Domingo de Guzmán, fundador de los Dominicos. El santo español se encontraba  en el sur de Francia en la cruzada cátara. Un día, en la capilla le suplicó a la Virgen que lo ayudara. La Virgen se le apareció con un rosario y le enseñó a rezarlo. Y le pidió que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchas personas se convertirían. Lo predicó  y con gran éxito consiguió muchas conversiones.

Si hacemos un estudio por los diferentes artistas y museos en el mundo nos encontramos con obras que juntándolas  recrean y nos hacen contemplar y admirar el Rosario completo con imágenes.

En los Misterios Gozosos (que contempla la Anunciación y la infancia de Jesús) podemos rezar ante la obra maestra de “La Anunciación” de Fra Angelico. En los Misterios Dolorosos  (que recorren el camino de la Pasión de Jesús) contemplamos  “La Oración del Huerto” de Francisco Goya o  “Cristo con la cruz a cuestas” de Tiziano. En los Misterios Gloriosos (que nos llevan a la Resurrección del Señor y la Coronación de la Santísima Virgen) no nos podemos olvidar de “La Resurrección” de Tintoretto o de “La Coronación de la Virgen María” de El Greco o “La Ascensión” de Salvador Dalí. Y en los Misterios Luminosos (que recuerdan la Vida Pública de Jesús) nos encontramos con “Las Bodas de Caná” de Bernat Martorell o “El Bautismo del Señor” de Piero della Francesca .

Y es que a lo largo de los años los artistas han sabido plasmar la alegría, el dolor, la gloria y la luz de la vida de Cristo reflejando los Misterios en auténticas obras maestras.

Pero también muchos artistas han intentado plasmar a la Virgen con el Rosario o a grandes santos rezando el Rosario. Pintores de todos los siglos han querido hacer un homenaje a la Virgen,  una de las obras más significativas es el cuadro en óleo sobre lienzo de la “Virgen del Rosario con el Niño” de Bartolomé Esteban Murillo que se encuentra en el Museo del Prado (Madrid). Hoy en día encontramos obras impresionantes como las del artista Raúl Berzosa que tiene un cuadro original y maravilloso de San Juan Pablo II rezando el Rosario.

Por otro lado, cabe resaltar el gran tesoro escultórico que tenemos por toda la geografía española y en el mundo, en especial Europa y América Latina. Podemos contemplar la imagen de la Virgen del Rosario en muchas ocasiones en las procesiones de Semana Santa o fiestas. Entre ellas me gustaría resaltar la talla de la Virgen del Rosario de escultor anónimo del gótico realizada en madera y que podemos observar en la Capilla del Rosario anexa a la Iglesia de Santo Tomé en Cuéllar (Segovia).

Pero no sólo la pintura o la escultura muestran  todo su respeto al Rosario, también el cine.  En mayo se estrenó online la película documental “El poder en mis manos” sobre la fuerza del rezo del Rosario de Goya Producciones. Según explica la productora, la cinta descubre la belleza y la atemporalidad del rezo del Rosario. Su propósito principal es ayudar a comprender el poder del Rosario para revitalizar las sociedades de los países que están en crisis espiritual, e inculcar una respuesta activa a la súplica de oración de la Santísima Madre.

Hay muchos escritores y poetas que dedican sus letras al Rosario y a la Virgen, entre ellos cabe resaltar los poemas de Rafael Mérida Cruz-Lascano. OFS.

Y la música es también otra gran aliada de alabanza al Rosario. A lo largo de los años han surgido muchas canciones o melodías compuestas por grandes artistas o grupos como el álbum de La Hermana Glenda “Orar con María” que tiene una  canción “Letanías” haciendo referencia al Rosario.

Y es que el Rosario es un abanico muy amplio de arte. Encontramos cuadros, poemas, canciones, fotografías, esculturas, mosaicos, películas, retablos e incluso algunos Rosarios (que son verdadera orfebrería y artesanía). Todos ellos son auténticas obras de arte que nos han ido dejando a lo largo de los siglos y que hoy en día nuestros artistas contemporáneos siguen realizando.

El Rosario se contempla y se reza con el arte. Es coger un Rosario (bien de madera, de plástico, de pétalos de rosa, de plata, de metal, de resina…) y todo se vuelve arte si observamos cada Misterio con un cuadro de un artista, recitamos una poesía a la Virgen y rezamos con música de fondo cada Padrenuestro, con sus diez Ave Marías que vuelan llevando hasta el cielo alegrías y peticiones.

El Rosario es arte, arte de contemplación y alabanza a Jesús acompañados por la Virgen María.

Elena Mtz-Acitores

Marketing y Fundraising

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s